Vitamina d baja y colesterol alto

La vitamina D es una vitamina esencial para el cuerpo humano. Ayuda a mantener los huesos fuertes y saludables, y también juega un papel en la regulación del sistema inmune. La vitamina D se puede encontrar en los alimentos, pero también se produce naturalmente en el cuerpo cuando está expuesto a la luz del sol.

Un estudio reciente ha encontrado una asociación entre los niveles bajos de vitamina D y un mayor riesgo de tener colesterol alto. Los investigadores examinaron los datos de más de 3,000 adultos estadounidenses y encontraron que aquellos con niveles bajos de vitamina D tenían un 40% más de probabilidades de tener colesterol alto. También encontraron que las personas con niveles bajos de vitamina D eran más propensas a tener una mayor proporción de colesterol «malo» (LDL) en comparación con el «bueno» (HDL).

Los investigadores no están seguros de por qué existe esta asociación, pero sugieren que la vitamina D puede jugar un papel en la regulación del metabolismo del colesterol. También se ha demostrado que la vitamina D puede tener efectos beneficiosos en el sistema inmune, lo que podría explicar su papel en la prevención del colesterol alto.

Los niveles bajos de vitamina D son relativamente comunes, especialmente entre aquellos que viven en climas más fríos o que no salen con frecuencia al sol. Si usted piensa que puede tener un déficit de vitamina D, hable con su médico acerca de las formas en que puede aumentar sus niveles.

Cuál es la relacion del colesterol con la vitamina D

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que se encuentra en alimentos como el pescado, los huevos y la leche. La vitamina D también se puede producir en la piel cuando está expuesta a la luz solar.

El cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio y mantener los huesos fuertes. La vitamina D también puede ayudar a prevenir la presión arterial alta, el cáncer de colon y el cáncer de próstata.

Algunas investigaciones sugieren que la vitamina D también puede tener un efecto sobre el colesterol. En particular, parece que la vitamina D puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol “malo” (LDL) en la sangre.

Aunque la vitamina D puede ayudar a reducir el colesterol, todavía se necesita más investigación para confirmar este efecto. En general, se recomienda que las personas mantengan un nivel adecuado de vitamina D en el cuerpo para prevenir enfermedades relacionadas con el hueso, como la osteoporosis.

Qué vitamina ayuda a bajar el colesterol alto

La vitamina C es una vitamina soluble en agua que se encuentra en muchos alimentos, incluyendo frutas y verduras. La vitamina C ayuda a prevenir el daño oxidativo de las LDL (lipoproteínas de baja densidad), que es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades del corazón. Un estudio de 2017 encontró que tomar 500 mg de vitamina C al día durante 8 semanas redujo el colesterol total en un 13,2%, el colesterol LDL en un 18,2% y el triglicérido en un 12,4%. La vitamina C también puede reducir el estrés oxidativo y la inflamación, que son otros factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades del corazón.

Qué causa la vitamina D bajita

La vitamina D se encuentra en alimentos como el pescado, la leche y los huevos. También se produce naturalmente en la piel cuando está expuesta a la luz del sol. La vitamina D es importante para el metabolismo del calcio y el fosfato, y para la salud ósea y dental. Un nivel bajo de vitamina D puede causar raquitismo en niños y osteomalacia en adultos.

La vitamina D baja puede deberse a una dieta deficiente en vitamina D, a una mala absorción de vitamina D o a una exposición insuficiente a la luz solar. También puede ser causada por ciertos trastornos médicos, como enfermedades del hígado o del riñón, o por el uso de ciertos medicamentos. En algunos casos, la causa de la vitamina D baja no se conoce.

Qué es lo que eleva el colesterol

El colesterol es una sustancia grasa que se encuentra en la sangre y en todas las células del cuerpo. El cuerpo necesita colesterol para hacer hormonas, vitaminas D y sustancias que le ayuden a digerir las grasas. El colesterol también se encuentra en algunos alimentos.

Hay dos tipos principales de colesterol:

LDL (lipoproteína de baja densidad): este es el «colesterol malo», ya que puede depositarse en las paredes de las arterias, formando así una capa llamada placa. La placa puede estrechar las arterias y hacer que se obstruyan. Cuanto más alta sea la cantidad de LDL en la sangre, mayor es el riesgo de enfermedad cardíaca.

HDL (lipoproteína de alta densidad): este es el «colesterol bueno», ya que ayuda a limpiar el colesterol LDL de las paredes de las arterias. Cuanto más alto sea el nivel de HDL, mejor.

El colesterol se mide en miligramos por decilitro de sangre (mg/dL). Se considera que un nivel de colesterol total de 200 mg/dL o menos es deseable. Un nivel de colesterol total entre 200 y 239 mg/dL es considerado borderline alto. Un nivel de colesterol total de 240 mg/dL o más es alto.

Los niveles de LDL de 70 mg/dL o menos son deseables para las personas con enfermedades del corazón o un alto riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Los niveles de LDL de 71 a 189 mg/dL son considerados borderline altos. Los niveles de LDL de 190 mg/dL o más son altos.

Los niveles de HDL de 40 mg/dL o menos son considerados bajos. Los niveles de HDL de 60 mg/dL o más son deseables.

Hay muchas cosas que pueden afectar los niveles de colesterol, tales como la edad, el sexo, la dieta, el estilo de vida y la genética. Algunas enfermedades, como la diabetes, también pueden afectar los niveles de colesterol.

Aunque no se ha establecido una causa directa entre la vitamina D y el colesterol alto, estudios han demostrado que existe una correlación entre estos dos factores. Personas con niveles bajos de vitamina D en su sangre tienden a tener niveles más altos de colesterol, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas. Es importante hablar con un médico para determinar si se necesita suplementar vitamina D y controlar los niveles de colesterol para mantener una buena salud cardiovascular.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *