Yoga en la cama al despertar

A veces, el cuerpo necesita un poco de ayuda para despertar por completo. Una forma de hacerlo es practicar yoga en la cama. Algunas poses de yoga pueden ayudar a estirar el cuerpo y aumentar la energía. Estas poses también pueden ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad.

Cómo puedo hacer yoga en la cama

Una postura de yoga es un ejercicio físico que tiene una serie de beneficios para la salud, entre ellos, mejora la circulación, ayuda a relajar los músculos y a estirar la espalda. La postura también puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad. Sin embargo, no todas las posturas de yoga son adecuadas para practicar en la cama. Aquí te mostraremos algunas de las mejores posturas de yoga para practicar en la cama:

1. Postura de la montaña: Esta es una postura muy simple que se puede hacer en cualquier lugar, incluyendo la cama. Para hacer esta postura, simplemente colócate de pie con los pies juntos y los brazos a los lados. Luego, inhala y eleva los brazos por encima de la cabeza. Asegúrate de que tus pulgares se toquen. Luego, exhala y dobla las rodillas, bajando el trasero hasta que estés sentado en la cama. Mantén esta postura durante 30 segundos a 1 minuto.

2. Postura del niño: Esta postura es ideal para relajar los músculos de la espalda y estirar la columna vertebral. Para hacer esta postura, simplemente siéntate en la cama con las piernas estiradas hacia adelante. Luego, inhala y dobla las rodillas, acercándolas hacia el pecho. Envuélve tus brazos alrededor de tus rodillas y sujétalos firmemente. Luego, exhala y inclínate hacia adelante, apoyando la frente en la cama. Mantén esta postura durante 1-2 minutos.

3. Postura de la cobra: Esta postura es ideal para estirar los músculos de la espalda y las piernas. Para hacer esta postura, simplemente acuéstate boca abajo en la cama con las palmas de las manos apoyadas en la cama a la altura de los hombros. Luego, inhala y presiona las palmas de las manos contra la cama, levantando el tronco y la cabeza del suelo. Asegúrate de que tus codos estén doblados y que tus glúteos estén apretados. Luego, exhala y vuelve a la posición inicial. Repite esta postura 3-5 veces.

4. Postura de la silla: Esta postura es ideal para estirar la espalda, los hombros y las piernas. Para hacer esta postura, simplemente siéntate en la cama con las piernas estiradas hacia adelante. Luego, inhala y dobla las rodillas, acercándolas hacia el pecho. Envuélve tus brazos alrededor de tus rodillas y sujétalos firmemente. Luego, exhala y levanta el trasero del suelo, apoyándolo en las palmas de las manos. Asegúrate de que tus codos estén doblados. Luego, inhala y levántate un poco más, apoyando los pies en la cama. Exhala y vuelve a la posición inicial. Repite esta postura 3-5 veces.

5. Postura del árbol: Esta postura es ideal para estirar la espalda, los hombros y las piernas. Para hacer esta postura, simplemente colócate de pie con los pies juntos. Luego, inhala y dobla la rodilla derecha, colocándola en la cama. Asegúrate de que la rodilla esté doblada a 90 grados y de que el talón esté apoyado en la cama. Luego, coloca la mano derecha en el muslo derecho y la izquierda en la cama para mantener el equilibrio. Luego, eleva la rodilla izquierda y colócala en la cintura, agarrando la pantorrilla izquierda con la mano izquierda. Luego, exhala lentamente y vuelve a la posición inicial. Repite esta postura con la otra pierna.

Formas de hacer yoga al despertar

Muchas personas disfrutan haciendo yoga en las mañanas, ya que es una forma calmante de despertarse y comenzar el día. Hay una serie de poses de yoga que se pueden hacer en la cama antes de levantarse. Estas poses pueden ayudar a estirar el cuerpo y la mente, y dejar atrás el sueño para comenzar el día con energía y vitalidad.

Aquí hay algunas poses de yoga para hacer en la cama:

Pasasana – Esta es una gran pose para estirar los hombros, el cuello y la espalda. Para hacer esta pose, simplemente siéntate en la cama con las piernas estiradas hacia adelante. Luego, dobla las rodillas y trata de tocar los pies con las manos. Si no puedes tocar tus pies, puedes usar una toalla o un cinturón para ayudarte a estirar un poco más.

Bridge Pose – Esta es una pose que estira la espalda, los glúteos y los muslos. Para hacer esta pose, acuéstate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies en el suelo. Luego, levanta el trasero del suelo y trata de tocar las manos con los pies. Si no puedes tocar tus pies, puedes usar una toalla o un cinturón para ayudarte a estirar un poco más.

Supine Twist – Esta pose estira la espalda y los hombros. Para hacer esta pose, acuéstate boca arriba con las piernas estiradas. Luego, dobla la rodilla derecha y colócala sobre la rodilla izquierda. Luego, usa la mano derecha para agarrar la rodilla derecha y la mano izquierda para agarrar la rodilla izquierda. Gira el tronco para que mires sobre tu hombro derecho y luego repite el ejercicio para el otro lado.

Puppy Pose – Esta es una gran pose para estirar la espalda y los hombros. Para hacer esta pose, comienza en la postura de Estiramiento de Gatos. Luego, dobla las rodillas y pon las manos en el suelo delante de ti. A continuación, empuja las caderas hacia atrás y baja la frente hasta que la barbilla toque el suelo. Si necesitas estirar más, puedes usar una toalla o un cinturón para ayudarte a estirar un poco más.

Child’s Pose – Esta pose es excelente para relajar el cuerpo y la mente. Para hacer esta pose, siéntate en las rodillas con las piernas separadas. Luego, dobla el cuerpo hacia adelante y pon las manos en el suelo delante de ti. A continuación, extiende los brazos por encima de la cabeza y dobla la cabeza hacia abajo hasta que la frente toque el suelo. Si necesitas estirar más, puedes usar una toalla o un cinturón para ayudarte a estirar un poco más.

Qué hora es la adecuada para hacer yoga

Muchas personas creen que la mejor hora para hacer yoga es por la mañana, cuando el cuerpo está descansado. Sin embargo, no todo el mundo puede practicar yoga a primera hora de la mañana. Si no puede, no se preocupe, puede practicar en cualquier otro momento del día.

Algunas personas prefieren hacer yoga por la noche, ya que les ayuda a relajarse después de un día de trabajo. Otros prefieren hacerlo en la tarde, cuando pueden dedicar más tiempo a la práctica.

En realidad, no hay una hora específica para hacer yoga, solo tienes que encontrar el momento que mejor se adapte a tu rutina diaria. Lo importante es que te tomes tu tiempo para practicar con regularidad.

Si practicas yoga por la mañana, te ayudará a despertarte y a empezar el día con energía. Si lo haces por la noche, te ayudará a relajarte y a prepararte para el descanso.

Algunas personas incluso prefieren practicar yoga en dos sesiones, una por la mañana y otra por la noche. No importa cuál sea tu preferencia, lo importante es que encuentres el momento del día que mejor se adapte a ti y a tu rutina.

Prácticar yoga con regularidad te ayudará a mejorar tu flexibilidad, fortalecer tu cuerpo y relajarte. No importa cuál sea la hora del día que elijas para practicar, lo importante es que seas constante.

Cómo se llama el yoga para dormir

El yoga para dormir se llama “yoga nidra” o “yoga de la relajación consciente”. Se trata de una técnica de relajación muy efectiva que puede ayudarte a conciliar el sueño y dormir mejor.

El yoga nidra se practica tumbado en el suelo, con la espalda bien apoyada. Se trata de una técnica muy sencilla y se puede aprender fácilmente a practicarla por cuenta propia. Lo único que necesitas es una almohada o un cojín para la cabeza, una manta para taparte si hace frio y una esterilla o una toalla para tumbarte sobre ella.

Para practicar el yoga nidra, simplemente tienes que seguir las instrucciones de una voz grabada o de un audio. La voz te irá guiando para que vayas relajando poco a poco todos los músculos de tu cuerpo, desde la cabeza hasta los pies. Al mismo tiempo, irás inhalando y exhalando de forma consciente y profunda.

El yoga nidra es una técnica muy efectiva para conciliar el sueño, ya que te ayuda a relajarte por completo y a dejar de lado todos los pensamientos que te impiden dormir. Si practicas el yoga nidra de forma regular, verás que empezarás a dormir mejor y tendrás un sueño más reparador.

Yoga en la cama al despertar puede ser una forma efectiva de despertar el cuerpo y la mente. Puede ayudar a mejorar la flexibilidad, la fuerza y el equilibrio. También puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *