Qué es la presoterapia y ¿para que sirve? Contraindicaciones

La presoterapia es una técnica de fisioterapia que se utiliza para tratar diversos problemas de salud, como la obesidad, la celulitis, los edemas y las varices. Se trata de una técnica no invasiva que consiste en la aplicación de una presión positiva sobre el cuerpo con el fin de mejorar la circulación sanguínea y linfática. La presoterapia puede realizarse de forma local (por ejemplo, en las piernas) o general (por ejemplo, en todo el cuerpo).

Contraindicaciones:

La presoterapia no está recomendada para las personas con problemas cardiacos o circulatorios, enfermedades inflamatorias, enfermedades de la piel o heridas abiertas. También se debe tener cuidado con la aplicación de la presoterapia en personas con problemas respiratorios o enfermedades que afecten al sistema nervioso.

Qué personas no pueden hacer presoterapia

La presoterapia puede ser contraindicada para algunas personas que padecen de enfermedades crónicas, como hipertensión o diabetes. También puede ser peligrosa para quienes tienen problemas cardiacos, ya que la presión arterial puede aumentar el riesgo de ataques cardíacos. Otras contraindicaciones incluyen trombosis, varices y obesidad mórbida. Si usted padece de cualquiera de estas afecciones, debe consultar a su médico antes de someterse a un tratamiento de presoterapia.

Cuando no puedes hacer presoterapia

La presoterapia es un tratamiento médico que se utiliza para combatir la retención de líquidos, la celulitis y la flacidez. Sin embargo, existen algunas contraindicaciones para hacer este tratamiento. Entre ellas están:

  • Embarazo y lactancia
  • Insuficiencia cardiaca
  • Hipertensión arterial
  • Trombosis venosa profunda
  • Tromboflebitis
  • Derrames pleurales o pericárdicos
  • Insuficiencia renal
  • Cirugía reciente
  • Epilepsia
  • Heridas abiertas o en proceso de cicatrización
  • Infecciones en la piel
  • Cáncer
  • Fiebre

Si usted padece alguna de estas enfermedades o tiene alguna duda, consulte a su médico antes de hacer el tratamiento.

Que no hacer después de la presoterapia

Presoterapia es un tratamiento estético que se realiza para eliminar la celulitis y la retención de líquidos. Se trata de una sesión de masaje que se realiza con un aparato especial que genera una presión variable. Este tipo de masaje se realiza en una cabina de presoterapia.

La presoterapia es un tratamiento seguro, pero debes seguir unas pautas después de la sesión para evitar complicaciones. A continuación, te contamos cuáles son las principales cosas que debes evitar después de una sesión de presoterapia.

No tomar alimentos o líquidos calientes

Después de la sesión de presoterapia, debes esperar unos 30 minutos antes de tomar ningún tipo de alimento o líquido. Esto es importante para evitar que te marees o que te sientas mal. Si necesitas tomar algo, opta por una bebida fría o unos alimentos frescos.

No hacer ejercicio

Después de la sesión de presoterapia, es importante que descanses y evites hacer ejercicio. El ejercicio puede aumentar la presión en el cuerpo y, por tanto, puede ser perjudicial. Además, es importante que descanses para que el tratamiento se haga efectivo.

No tomar baños calientes o duchas calientes

Después de la sesión de presoterapia, debes evitar tomar duchas calientes o baños calientes. La calor puede aumentar la presión en el cuerpo y, por tanto, puede ser perjudicial. Si necesitas tomar una ducha o un baño, opta por la temperatura ambiente.

No tomar alcohol

Después de la sesión de presoterapia, debes evitar tomar alcohol. El alcohol puede aumentar la presión en el cuerpo y, por tanto, puede ser perjudicial. Si necesitas tomar una bebida alcohólica, opta por una bebida baja en alcohol.

Qué sucede después de la presoterapia

Después de una sesión de presoterapia, se debe beber mucha agua para ayudar a drenar y eliminar las toxinas del cuerpo. También se recomienda hacer ejercicio suave para estimular la circulación. Se recomienda evitar el alcohol y las bebidas con cafeína durante las 24 horas posteriores a una sesión, ya que estas substancias pueden interferir con el proceso de desintoxicación.

La presoterapia es una técnica de tratamiento médico que utiliza la presión de aire para mejorar la circulación en el cuerpo. Se puede utilizar para tratar afecciones médicas como la insuficiencia venosa, la celulitis y el edema. La presoterapia también se puede utilizar para aliviar el dolor y la inflamación de las articulaciones y para mejorar la movilidad. La presoterapia no está recomendada para las personas con enfermedades cardíacas, hipertensión, enfermedades pulmonares o enfermedades autoinmunes.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *